Nuestros proyectos humanitarios en Sierra Leona

Sierra Leona tiene uno de los niveles de educación más bajos del mundo, y la crisis del ébola empeoró aún más los prospectos de este país. Las escuelas primarias en áreas remotas están sobrepobladas y carecen de recursos y maestros capacitados. Calculamos 283,000 niños fuera del sistema escolar en estas áreas, lo cual las convierte en las zonas más afectadas por este tipo de problemas. Además, nuestro estudio (2012) encontró que casi 3,000 niños viven en las calles de Sierra Leona, mientras que 50,000 trabajan en las calles. Es por eso que Street Child decidió actuar.

NUESTRO TRABAJO RURAL

Nos comprometemos a proporcionar educación a las zonas rurales más pobres del mundo. Al capacitar a los maestros y establecer instalaciones educativas en las áreas donde más se necesitan, nos aseguramos de que los niños tengan la oportunidad de continuar su educación. Hasta hoy hemos ayudado a miles de niños a ir a la escuela.

NUESTRO TRABAJO URBANO

En las zonas urbanas intentamos crear el mayor impacto posible en los niños cuyas vidas dependen de la supervivencia en las calles. Trabajamos directamente con los niños de la calle en su propio entorno con el objetivo de reunirlos con sus familias, hacer que vuelvan a la escuela y crear una situación de hogar sostenible para una vida estable.

 

Los proyectos

Street Child comenzó su trabajo en Sierra Leona en el 2008 con un pequeño número de niños de la calle. Hoy hemos ampliado nuestro campo de acción para ayudar a más niños a seguir una educación de calidad.

 
Niño Sierra Leona

NIÑOS DE LA CALLE

Miembros de nuestro equipo buscan niños de la calle e intentan convertirse en los consejero que muchos de estos niños necesitan en sus vidas. Nuestros trabajadores sociales luego intentan reunir a cada niño con una familia, generalmente la suya, a través de orientación y mediación. Establecido en un entorno familiar estable, el niño está más seguro y preparado para ir a la escuela. De esta forma, el niño puede construir un futuro mejor para sí mismo. Hasta ahora, nuestros equipos de la calle han reunido a más de 2,500 niños con sus familias. Esto le permite a cada niño (nuevamente) ir a la escuela lo cual aumenta sus esperanza de un futuro mejor. Los trabajadores sociales continúan siguiendo al niño hasta que haya terminado la escuela primaria, para evitar que este caiga en el mismo patrón.

En 2014, Street Child llevó a cabo proyectos para los huérfanos del ébola en las regiones de Kenema, Kailahun y Kono. Nuestro equipo ayudó a más de 12,000 niños cuyas familias se habían visto afectadas por la epidemia.

Desde 2016, hemos estado ayudando a las niñas que no van a la escuela debido a la pobreza, embarazos adolescentes, matrimonio infantil, falta de apoyo de los padres o educación de mala calidad. Ya sea que se trate de materiales escolares, maestros que entrenan o construyen un salón de clases, Street Child se esfuerza por hacer que la educación sea accesible para todos.

Family business scheme Sierra Leona

Family Business Schemes

La sostenibilidad está en el corazón de todo lo que hacemos.

Para muchas de las familias con las que trabajamos, los costos de educación son demasiado altos. En consecuencia, la pobreza doméstica mantiene a miles de niños fuera de la escuela, un patrón serio que, a menos que se interrumpa, continuará repitiéndose sin fin.

Street Child tiene los llamados Equipos de Negocios Familiares para cambiar esto. Trabajando en conjunto con los trabajadores sociales, pueden ofrecerle a cada familia  la ayuda adecuada. Esto les permite a las familias salir de la pobreza extrema, mantenerse de manera sostenible y pagar los costos de educación de sus hijos.

Los equipos brindan capacitación, subsidios y préstamos a pequeños negocios y siempre aprenden algo nuevo para ayudar a salvar a estas familias. Por los momentos, han obtenido resultados impresionantes. Hasta ahora, más de 22,000 microempresas han sido fundadas o apoyadas por Street Child y más del 90 por ciento de estas familias aún pueden pagar la educación de sus hijos.

Escuelas rurales Sierra Leona

ESCUELAS RURALES

En el 2010, Street Child comenzó un programa escolar en las zonas rurales de Sierra Leona. Apoyamos a cinco comunidades en el remoto cacicazgo de Tambakha. El proyecto se centró en establecer "las primeras escuelas de la historia" en algunas de las zonas más remotas de África occidental. En estas zonas, los niños generalmente ni siquiera tenían la oportunidad de obtener las habilidades más básicas de lenguaje y matemáticas. Junto con las comunidades locales, construimos escuelas primarias y promovimos la importancia de la educación. Luego elegimos miembros de la comunidad para llevar a cabo una capacitación de maestros de forma remota. Desde entonces, el proyecto ha crecido considerablemente y ahora apoyamos a casi 690 maestros en 127 comunidades en Sierra Leona. Como resultado, Street Child ha hecho posible que más de 22,000 niños en comunidades rurales vayan a la escuela por primera vez.

Además, nuestras iniciativas de sostenibilidad han garantizado que las escuelas puedan financiar los salarios de los docentes y otros gastos de manera independiente, hasta que el gobierno esté en condiciones de asumir mayor responsabilidad. Las comunidades reciben subsidios agrícolas y apoyo técnico para desarrollar granjas de arroz colectivas y sistemas de préstamos basados en semillas, todo para que sus cosechas puedan cubrir los costos de educación.

 
Marie Sierra Leona

MARIE, LA MADRE QUE VENDE CARBÓN PARA ENVIAR A SU HIJA A LA ESCUELA

"Estoy muy agradecida por esta oportunidad, ahora puedo enviar a Fátima a la escuela."

Fátima está en el sexto año escolar. Street Child le dio a su madre Marie una micro concesión para comenzar un negocio: ahora vende carbón desde su casa. Con los ingresos de su pequeño negocio, Marie ahora puede enviar a su hija a la escuela.

Adama Sierra Leona

ADAMA, LA TRABAJADOR SOCIAL QUE CAMBIA VIDAS

"La gente de verdad quiere que los niños vayan a la escuela, pero no tienen los medios para hacer esto posible."

Adama Glenna ha trabajado como oficial de negocios en Street Child durante cinco años. Su equipo distribuye y controla los subsidios para microempresas a padres y cuidadores. Adama vive con su esposo y dos hijos en una de las comunidades en las que trabaja. "Es increíble que la gente me conozca y confíe en mí, me ayuda enormemente en mi trabajo, es la forma en la que ellos se abren conmigo."

Una de sus vecinas recibió una beca para el inicio de un negocio. Ella vende jabón Africannah para pagar la escuela de su hija. "¡Ahora su voz es lo primero que escuchas en la mañana!"