Nuestros proyectos en Afganistán

 

El sistema de educación en Afganistán ha sido vulnerado durante las últimas décadas. Los niños han vivido las consecuencias de años de guerra y conflictos  provenientes de grupos extremistas como ISIS e insurgentes Talibanes, además de sufrir los resultados de problemas sociales como son la explotación infantil y el matrimonio a temprana edad.

 El 44% de los niños y niñas en edad escolar, no tienen acceso a instituciones educativas. Esta crisis es especialmente preocupante en el caso de las niñas, siendo solo el 18 % capaces de leer y escribir al cumplir 15 años, comparado con el 62% de niños varones que son alfabetizados. Existe una necesidad inmediata de crear múltiples iniciativas educativas para contrarrestar el riesgo de una generación de niños sin educación, dando especial hincapié en la situación a la que hacen frente las niñas. En Street Child somos muy conscientes de la gravedad del problema. Por ese motivo, tras unirnos con Children in Crisis, hemos seguido cuidadosamente sus proyectos en Afganistán. Hemos fusionado su conocimientos y años de experiencia con los de nuestra organización, con el fin de poder ayudar de forma más efectiva a los niños y niñas del país. Estamos muy satisfechos de poder brindar posibilidades educativas a estos niños y niñas en grave situación de exclusión.

Nuestro modelo de trabajo pretende ir más allá que garantizar el acceso a la educación; ya que estas comunidades presentan otros problemas complejos. Nos centramos en los factores que influyen en las oportunidades educativas y el bienestar de los niños y niñas. Uno de estos proyectos que mencionamos incluye el apoyo a niños y niñas vulnerables y a aquellas madres que son perjudicadas por la ley en Afganistán. Todo ello a través de la reintegración social y el apoyo a la rehabilitación.

Un ejemplo de nuestro trabajo es nuestro programa de ayuda a los niños y niñas recluidos en prisiones en Kabul. Des de nuestra organización hemos creado un centro educativo para mujeres y niños donde les ofrecemos asesoramiento legal y apoyo psicológico y social antes, durante y después del juicio. También estamos trabajando para apoyar a los hijos y hijas de personas refugiadas que ahora regresan a Afganistán. Si bien las estimaciones sobre el número de repatriados varían, está claro que hay más de medio millón de personas, incluidos niños y niñas, que ahora se están integrando a la sociedad en Afganistán. Estamos trabajando para brindarles apoyo a estos niños para hacer frente a los cambios que están experimentando en sus vidas.

En total, el conjunto de nuestros proyectos en Afganistán proporcionarán apoyo a más de 17,000 niños en los próximos años. 

 
Florian Weimert