Conoce la experiencia de Adam en el West Africa Cycle Challege

¿Cuál fue tu parte favorita del West Africa Cycle Challange?

Mi parte favorita fue conocer a un gran grupo de personas afines e ir juntos a la aventura. Descubrí que hay algo muy bueno en conocer nuevas personas a medida que experimentas una nueva cultura y diferentes desafíos.

¿Tienes algún gran recuerdo del desafío?

Definitivamente podría nombrar muchos. Lo más destacado fue llegar al pueblo a una recepción increíble al final del primer día de ciclismo. Los lugareños nos hicieron sentir muy bienvenidos y fueron increíblemente hospitalarios, especialmente considerando lo poco que tienen. Otro gran recuerdo era el ciclismo en la lluvia torrencial, tan pesada que apenas podíamos ver pero era refrescante debido al calor. Recuerdo que al final de ese día todos estaban muy cansados porque había sido un tramo bastante largo, pero nadie se quejó por nada, simplemente nos sentamos y disfrutamos de una cerveza bien merecida juntos por la noche.

¿Qué le pareció duro / difícil en el West Africa Cycle Challange?

La parte más difícil fue visitar el barrio de Monrovia. Nunca he experimentado ese sentimiento de suciedad y abandono antes; donde las enfermedades son absolutamente abundante. Para mí eso era la pobreza real: habíamos estado en otros lugares que eran extremadamente pobres, pero la gente tenía una alegría interior. Aquí, en el barrio de Monrovia, eso no existía. Había una desesperanza asociada con este tipo de pobreza y fue desgarrador.

¿Qué proyecto te ha parecido más interesante?

Encontré el proyecto en Bo realmente interesante. Justo al lado de una ciudad relativamente urbanizada hay pueblos con sentimientos realmente rurales y fue realmente interesante ver cómo interactúan estas dos culturas casi diferentes y los desafíos únicos que presenta para Street Child trabajar esa area.

¿Qué consejo le darías a alguien que participe en el desafío el próximo año?

Probablemente sea un cliché, pero es absolutamente cierto que esta es una experiencia que todo/as debemos vivir. Todos los desafíos y peculiaridades, todas las emociones y sentimientos. Es una aventura que quizás nunca vuelvas a experimentar, así que disfruta del viaje, la cultura y unos días sin la tecnología a la que estamos acostumbrados.

West Africa Cycle Challenge 2017-60.jpg
Florian Weimert