Desastre en Freetown: 6 meses despúes

El lunes 14 de Agosto, aproximadamente 1.000 personas murieron cuando un lado de la montaña se colapsó en la capital de Sierra Leona. Enormes rocas que se desprendieron por la lluvia dejaron un rastro de destrucción de 3 kilómetros, aplanando todo a su paso. 

IMG_5219.JPG

Inmediatamente después de este desastre la comunidad internacional se puso en marcha. La ONG Street Child fue una de las primeras en estar allí repartiendo comida para emergencias con la ayuda del gobierno Británico. El equipo de Street Child que contaba con 70 trabajadores nacionales trabajó 12 horas al día durante más de un mes, repartiendo más de 85.000 comidas, agua, ropa, mantas y ayuda psicológica a aquellos que lo perdieron todo. 

6 meses después de este desastre, la mayoría de la comunidad internacional se ha ido, pero aún queda mucho por hacer. Nuestro último estudio muestra como más de la mitad de las familias afectadas por los deslizamientos de barro aún no tienen ningún tipo de ingresos. Después de una encuesta realizada en más de 300 casas, Street Child descubrió que el 44% de las familias afectadas por las inundaciones y los deslizamientos no tienen ningún tipo de ingresos. Esto significa que un 5% más de la población se encuentra en estas circunstancias comparado con la situación previa al desastre.

Nuestra encuesta también mostró un alto número de niños que van a la escuela, en total 84% de los niños están actualmente inscritos en la escuela y asisten diariamente. Sin embargo, la encuesta también nos mostró que mantener este nivel de asistencia a largo plazo es muy improbable. El 41% de las familias que fueron encuestadas dijeron que tenían hijos sin ir a la escuela o a punto de tener que dejarla. 

IMG_5214-1.JPG

En general, este estudio ha mostrado el impacto de los deslizamientos de barro después de la situación de emergencia ya pasada. Ha demostrado que todavía hay mucho trabajo por hacer para ayudar a estas familias a reconstruir su vida para que sus hijos puedan ir a la escuela. 

Street Child se especializa en apoyar a las madres a construirse un negocio sostenible para que puedan asumir los costes de la alimentación y la educación de sus hijos. En Freetown, donde aun habiendo perdido todo, muchas familias se enfrentan a futuros desconocidos y este trabajo es vital para poder ofrecerles un futuro mejor. Los resultados de nuestro estudio guiarán el diseño de nuestro programa en las próximas semanas para que podamos ayudar a aquellos que más lo necesitan de una manera eficiente.

Aquí puedes encontrar el estudio completo en inglés.

 

 

 
Florian Weimert