Nuestros proyectos humanitarios en Nigeria

En el noreste de Nigeria, 1.3 millones de niños huyeron por el conflicto ocasionado por Boko Haram. Tres millones de niños no pueden ir a la escuela en este momento. Boko Haram, que puede traducirse aproximadamente como "la educación occidental está prohibida", es un grupo extremista que utiliza la violencia con el fin de establecer un califato. Boko Haram se opone a la influencia occidental y también a la educación. Desde 2011, no menos de 2.7 millones de personas han huido y 4.6 millones de personas necesitan asistencia de emergencia. En el estado de Borno, 3 de 5 escuelas están cerradas, 19,000 maestros ya no se atreven a enseñar y 652 maestros han sido asesinados. Es una crisis humanitaria con la que las Naciones Unidas necesitan ayuda: por eso pidieron ayuda a Street Child y, a finales de 2016, comenzamos a explorar la situación. Así nació Street Child Nigeria.

Los proyectos

En febrero de 2017, Street Child lanzó oficialmente su primer proyecto en Nigeria. Street Child comenzó con un grupo de 150 niños y 30 madres en el campo de refugiados de New Kunchingoro en Abuja. Las madres recibieron apoyo para establecer una pequeña empresa y capacitación, y se les entregaron materiales escolares a los niños. Este es solo el comienzo de nuestro trabajo en Nigeria.

 
 EMPODERANDO A LAS FAMILIAS  En colaboración con la ONG Nigeriana  Intercommunity Development Social Organization  (IDS), trabajamos para ayudar a los niños del nuevo campo Kuchingoro IDP en Abuja y aportando educación vocacional a las madres más vulnerables- por ejemplo, para hacer jabón y aprender repostería- también ofrecemos concesiones para negocios y que así puedan montar negocios sostenibles. Como parte del programa, sus hijos tambien reciben materiales escolares como mochilas, libros de ejercicios, lápices y bolígrafos, gomas de borrar y zapatos para que vuelvan a la escuela y vuelvan a tener esperanza para el futuro. 

EMPODERANDO A LAS FAMILIAS

En colaboración con la ONG Nigeriana Intercommunity Development Social Organization (IDS), trabajamos para ayudar a los niños del nuevo campo Kuchingoro IDP en Abuja y aportando educación vocacional a las madres más vulnerables- por ejemplo, para hacer jabón y aprender repostería- también ofrecemos concesiones para negocios y que así puedan montar negocios sostenibles. Como parte del programa, sus hijos tambien reciben materiales escolares como mochilas, libros de ejercicios, lápices y bolígrafos, gomas de borrar y zapatos para que vuelvan a la escuela y vuelvan a tener esperanza para el futuro. 

 EDUCACIÓN EN EMERGENCIAS  En colaboración con el centro por la igualdad de género, paz y desarrollo de Nigeria, Street Child está estableciendo un centro temporal de aprendizaje en Maiduguri para dar a los niños la oportunidad de ir a la escuela. Actualmente 20 maestros están siendo educados sobre emergencias para poder dar una educación básica y apoyo psico-social. 

EDUCACIÓN EN EMERGENCIAS

En colaboración con el centro por la igualdad de género, paz y desarrollo de Nigeria, Street Child está estableciendo un centro temporal de aprendizaje en Maiduguri para dar a los niños la oportunidad de ir a la escuela. Actualmente 20 maestros están siendo educados sobre emergencias para poder dar una educación básica y apoyo psico-social. 

 

El futuro

La educación y la ayuda de emergencia son la clave para construir un futuro. Este primer proyecto es solo un comienzo. Tenemos la intención de ampliar nuestro trabajo en el norte de Nigeria para que podamos ayudar a muchas más personas a construir su futuro y el de sus hijos. Junto con los socios locales, hacemos todo lo que podemos para llevar a las familias a un lugar seguro, pero esto no es posible sin tu ayuda, ¡apóyanos para que podamos seguir brindando esta ayuda de emergencia!

 

 
  ELIZABETH, LA MADRE QUE ESTA RECONSTRUYENDO SU VIDA PARA QUE SUS HIJOS VAYAN A LA ESCUELA   Elizabeth se crió en Goza, en el estado de Borno, y vivía allí con su marido y sus seis hijos. En Goza, la familia de Elisabeth estaba a salvo y eran felices. Su marido trabajaba como agricultor en un pequeño terreno, mientras que Elizabeth dirigía un pequeño negocio.  Todos sus hijos podían ir a la escuela.    En 2014 todo cambió. Debido al conflicto, Elizabeth tuvo que huir de su comunidad con su familia. Después de dos meses viajando, llegaron a Abuja, y se instalaron en el campo de Kuchingoro. Sin poder continuar con su negocio por los altos costes, Elizabeth y su familia dependía completamente de la ayuda que provenía del exterior.   Gracias a nuestros donantes y voluntarios, hemos ayudado a Elizabeth a poder abrir un negocio sostenible, y ahora todos sus hijos asisten de nuevo a la escuela. 

ELIZABETH, LA MADRE QUE ESTA RECONSTRUYENDO SU VIDA PARA QUE SUS HIJOS VAYAN A LA ESCUELA

Elizabeth se crió en Goza, en el estado de Borno, y vivía allí con su marido y sus seis hijos. En Goza, la familia de Elisabeth estaba a salvo y eran felices. Su marido trabajaba como agricultor en un pequeño terreno, mientras que Elizabeth dirigía un pequeño negocio. Todos sus hijos podían ir a la escuela. 

En 2014 todo cambió. Debido al conflicto, Elizabeth tuvo que huir de su comunidad con su familia. Después de dos meses viajando, llegaron a Abuja, y se instalaron en el campo de Kuchingoro. Sin poder continuar con su negocio por los altos costes, Elizabeth y su familia dependía completamente de la ayuda que provenía del exterior. 

Gracias a nuestros donantes y voluntarios, hemos ayudado a Elizabeth a poder abrir un negocio sostenible, y ahora todos sus hijos asisten de nuevo a la escuela. 

  ABU, EL NIÑO QUE PERDIÓ A SU FAMILIA Y NO TIENE A NADIE MÁS PARA AYUDARLE   Abu nació en Gambory, en el estado de Borno.  Perdió a su madre y a su padre  en el conflicto que había en la región. Abu tuvo que abandonar su hogar y huir hacia Maidaguri.  Estaba solo, no conocía a nadie, y no tenía ningún lugar al que ir para comer, refugiarse o aprender.   Hoy, Abu vive con otros 20 niños en un campo de refugiados en la ciudad, con muy pocas ayudas del exterior. Cuando le preguntamos sobre sus esperanzas para el futuro, nos dijo  "no hay comida, ni refugio, cuando llueva y cuando salga el sol estaremos bajo este árbol."   Más de  20.000 niños  como Abu se encuentran desamparados por ser huérfanos y no tener familia, así que luchan para sobrevivir. Estamos desesperados por encontrar a sus familias para que puedan volver a estar juntos para que los protejan y los ayuden a volver a la escuela. 

ABU, EL NIÑO QUE PERDIÓ A SU FAMILIA Y NO TIENE A NADIE MÁS PARA AYUDARLE

Abu nació en Gambory, en el estado de Borno. Perdió a su madre y a su padre en el conflicto que había en la región. Abu tuvo que abandonar su hogar y huir hacia Maidaguri.  Estaba solo, no conocía a nadie, y no tenía ningún lugar al que ir para comer, refugiarse o aprender. 

Hoy, Abu vive con otros 20 niños en un campo de refugiados en la ciudad, con muy pocas ayudas del exterior. Cuando le preguntamos sobre sus esperanzas para el futuro, nos dijo "no hay comida, ni refugio, cuando llueva y cuando salga el sol estaremos bajo este árbol."

Más de 20.000 niños como Abu se encuentran desamparados por ser huérfanos y no tener familia, así que luchan para sobrevivir. Estamos desesperados por encontrar a sus familias para que puedan volver a estar juntos para que los protejan y los ayuden a volver a la escuela. 


 

PARA QUE NOS PUEDAS AYUDAR:

  • 12 € le da agua potable a un niño en la escuela
  • 60 € proporciona a 4 niños refugiados con materiales de aprendizaje
  • 350 € amueblan completamente un aula temporal
  • 600 € es suficiente para proporcionar a los docentes voluntarios una formación básica
Street Child Nigeria
Esta es la crisis más grande en el continente africano
— Peter Lundberg (Subdirector de Coordinación Humanitaria de las Naciones Unidas)